Tecnología (o “Robótica a domicilio”)

Javier Guijarro – kof

En la asignatura de tecnología estamos realizando un robot (el primero), que llamaremos fotótropo, ya que depende de la luz que le llegue funcionará de una manera u otra. Para ello, usaremos una placa de pruebas, una pila de petaca, un LDR (el sensor de luz), un potenciómetro (una resistencia variable), un transistor (un TIP-120 para ser más exactos; abrirá el paso a la corriente para que llegue al motor) y un motor (sin contar cables, por supuesto).

placa, pila, LDR, TIP120 y motor

En primer lugar, conectaremos correctamente la pila a la placa de pruebas, e insertaremos el LDR en la placa, luego una pequeña resistencia de 10Ω para evitar que el transistor se estropee, y a su vez haremos un nudo añadiendo el potenciómetro (previamente ajustado a 10kΩ) en serie con el LDR. Mientras, conectaremos la resistencia pequeña a la base de nuestro TIP-120, evitando cualquier posible accidente. Ahora, abrimos un nudo desde el LDR y conectaremos el motor, que conectaremos a su vez al colector del transistor(y cerramos el circuito conectando con un cable el emisor del transistor, el potenciómetro y el otro polo de nuestra pila…¡Ya lo tenemos! Si hemos conectado correctamente todos los elementos (cuidando sobre todo el transistor por la posición de las patillas y el motor y la pila por tener polaridad), deberíamos poder ver, al acercar una linterna al LDR, cómo el motor funciona.

cirucito montado

La parte más importante de esta parte del montaje es el divisor de tensiones que establecemos entre el LDR y el potenciómetro, cuya fórmula es (R2/R1+R2) * VPILA (donde R2 es el potenciómetro y R1 el LDR), que servirá para controlar el voltaje que llega a la base; y ya de paso es el tramo más difícil de controlar.

Para la parte más mecánica, necesitaremos un soporte de madera (preferentemente hexagonal, en el que quepan todos los componentes y esté el peso distribuido), un par de ruedas grandes para la tracción y una rueda loca (de las que se usan en los carritos de los supermercados; pueden girar en todas las direcciones, lo que evitará problemas al girar). El montaje en sí es la parte menos complicada, aunque es la que más tiempo lleva: fijar todos los componentes, soldar algunos cables, asegurar casi todo de nuevo con pegamento termofusible (una variedad muy útil para este tipo de trabajos), etc…

El primer circuito es la clave de nuestro robot (recordemos que dicho circuito actúa sólo para una rueda), ya que la otra rueda se activará con un simple interruptor. Esto nos servirá para que, habiendo activado el interruptor, el robot gire sobre sí mismo buscando cualquier fuente potente de luz (de ahí lo de “fotótropo”. En cuanto localice una, se activará la otra rueda, que girará con la primera, haciendo que vaya en línea recta (por lo que… misión cumplida).

Anuncios

~ por qwertwoohoo en junio 13, 2008.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: